Translate

martes, 7 de octubre de 2014

No soy la reina

No hay palabras. No hay grandes cosas que marquen la diferencia. El mundo seguirá igual. El Sol seguirá saliendo. Ya he pasado por esto. Yo no soy distinta a las demás. Soy una más.

No soy la reina.

Llevo días pidiéndome un poco más. Un paso más. Un esfuerzo más. Una última sonrisa que regalar. Pero no las encuentro.

Como explicar que no se trata de elegir. Solo de caminar. De arriesgar. De brillar. De vivir. De olvidar tiempos distintos, no mejores.

No soy la reina.

He perdido nuestro bello futuro en el desorden de mi habitación. En las fotografías que no encuentro. En las que giro para no ver que no avanzamos en ningún sentido. En mi pequeño huequito de tu armario. En el cepillo que se rompió.

El presente se ve abrumado por un pasado de precipicios vacios de amor, llenos de dudas.

No soy la reina.

Soy un lienzo en blanco. Una poesía nunca escrita. Una canción sin melodía. Me quedé en tu cabeza, pero no llegué a tu corazón.

Eres un paisaje de Sorolla. Dulce, suave, lejano. Una poesía de Miguel Hernandez… añorando la vida desde su cárcel. Eres la pregunta de Sarah, sin respuesta.


No soy la reina.